Buscar

CAUSAS Y PREVENCIÓN DE LESIONES EN EL EJERCICIO.

Las lesiones son sin duda uno de los tópicos más temidos de toda persona que hace algún tipo de ejercicio o actividad deportiva, sin embargo, es algo que tenemos que aceptar. Las lesiones, diría yo, vienen junto con pegado a la hora de hacer una actividad física. Lo importante es como las afrontamos y prevenimos.

Al estar escribiendo este post recuerdo un dicho de los motociclistas: “Existen 2 tipos de motociclistas, los que se cayeron y los que se van a caer” utilizo este símil para ejemplificar que en el deporte o actividad física todos llevamos el riesgo de una lesión. Ahora bien, si damos esto por aceptado como hacemos para prevenir las lesiones.

Para poder prevenir las lesiones primero abordaremos el punto de las causas que provocan una lesión deportiva.

Causas de una lesión:


En mi experiencia como entrenador y deportista las principales causas que yo he visto son:

  1. Sobrecarga de entrenamiento, debido a una mala dosificación en la carga del entrenamiento, ya sea en la sesión individual o en la planificación completa.

  2. No seguir las fases del entrenamiento deportivo, puede ser desconocimiento o negligencia.

  3. La falta de concentración a la hora de ejecutar un movimiento

  4. Malas prácticas, posturas erróneas y falta de técnica en la práctica deportiva.

Como prevenirlas:

  1. Recuerda que no siempre “más es mejor”, regularmente pensamos que entre más entrenemos vamos a tener mejores resultados, los resultados del entrenamiento deportivo se dan por una combinación de factores que incluyen el entrenamiento, los tiempos de descanso, alimentación, entre otros. Yo te recomiendo siempre hacer un plan de entrenamiento anualizado con objetivos trimestrales y mensuales. Siempre respeta los días de descanso y escucha tu cuerpo.

  2. Siempre respeta las fases del entrenamiento (calentamiento, actividad principal, vuelta a la calma, estiramiento). Cuando voy al gimnasio me doy cuenta que la mayoría de las personas que acuden no cumplen cabalmente estas fases. Muchas veces no lo hacemos por falta de tiempo o por desconocimiento, pero ahora que ya lo sabes, cúmplelas y minimiza la posibilidad de una lesión.

  3. Mantente presente todo el tiempo. Un descuido a la hora de ejercitarte puede ocasionar un accidente que conlleve a una lesión grave.

  4. Revisa el equipo y tus implementos, “las normas de seguridad ante todo”.

  5. Pon atención a las señales que manda tu cuerpo, para obtener resultados debes romper el estado de homeostasis del cuerpo, pero nunca al grado de ocasionar una lesión. No sigas la practica “No pain no Gain”, ejercicios que causan dolor extremo no son buenos para tu cuerpo, la práctica puede ocasionar agujetas o algunos tipos de “incomodidades físicas” pero nunca un dolor crónico.

  6. Depura tu técnica y trabaja tus debilidades. Antes de buscar ser más rápido, más fuerte, más flexible, más ágil, etc. Trabaja en tu técnica, la técnica te hará siempre un mejor atleta. La velocidad en la ejecución esconde las impurezas en la técnica.

  7. Retroalimentación y asistencia, acudir a un experto en la materia siempre te va a ayudar a mejorar tu técnica y evitar una lesión. Un par de ojos extras viendo como ejecutas tu practica van a ser un refuerzo para ver en donde tienes que poner énfasis a la hora de entrenar.


Una lesión deportiva la tenemos que afrontar con serenidad y seguir un protocolo de emergencias o primeros auxilios, dependiendo de la gravedad de la misma. Yo recomiendo que, sin importar tu nivel de desempeño, siempre tomes un curso de primeros auxilios, uno nunca sabe cuándo lo vas a necesitar.

Ya sufriste una lesión, ahora es momento de aprender de ella. Siempre analiza cuál fue la causa, si no sabes como la causaste, como vas a poder evitar que te vuelva a pasar. Sigue la prescripción que te de tu doctor o especialista, no te automediques nunca. Ten paciencia, más vale seguir el ciclo de recuperación de la lesión y no por querer volver a hacer ejercicio pronto, recaigas en la lesión nuevamente.

Trabaja tus debilidades y desequilibrios, recuerda que la cadena es tan fuerte como su eslabón más débil.


2 vistas0 comentarios